El cambio hacia un entorno de nube híbrida resultó en la consolidación de su infraestructura tecnológica con una reducción del 25% en gastos de IT y un ‘time to market’ mejorado.